SOCIEDAD

Fundada en 1957, la SMCP es la agrupación nacional de los cirujanos pediatras del país.

La asociación tiene por objeto:

  • Fomentar el desarrollo de la cirugía pediátrica en el país.
  • Representar y proteger los derechos de sus asociados.
  • Establecer criterios éticos y ontológicos para el ejercicio de la cirugía pediátrica.
  • Servir de núcleo para el intercambio de conocimientos médicos, científicos y técnicos en materia de cirugía pediátrica entre sus asociados, así como con otras sociedades y asociaciones del país y del extranjero.
  • Establecer relaciones amistosas entre todas las personas e instituciones vinculadas con el estudio de la cirugía pediátrica dentro y fuera del país.
  • Realizar labores de divulgación y publicidad entre los médicos y comunidad científica del país y del extranjero, respecto de las actividades propias de su objeto.

MISIÓN

Somos la organización nacional de cirujanos pediatras, que promueve el desarrollo profesional continuo de sus socios y la difusión de la especialidad, para mantener la excelencia en la atención quirúrgica de niños y adolescentes, dentro de un marco de ética, profesionalismo y compromiso social.





VISIÓN

Promover que todos los cirujanos pediatras estén certificados y colegiados, para lograr la equidad en la atención quirúrgica segura y de excelencia de niños y adolescentes. Difundir la especialidad a toda la población, para que reconozca que la mejor opción de tratamiento la brindan nuestros especialistas.
Asegurar el desarrollo profesional continuo de sus socios mediante cursos, congresos y capacitación con aplicación de nuevas tecnologías.

VALORES

  • Honestidad
  • Compromiso y Responsabilidad
  • Congruencia
  • Lealtad
  • Disciplina
  • Superación









SIGNIFICADO DE NUESTRO SÍMBOLO

Nuestro símbolo está representado por dos manos vistas por su cara palmar, una derecha y otra izquierda, cubiertas con guantes quirúrgicos; corresponden a las manos del cirujano, tan valiosa la una como la otra; son los órganos ejecutores de un cerebro que piensa y de un corazón que ama lo que está haciendo.
En la palma de la mano derecha hay un ojo que alerta, avizora y escudriña la patología del enfermo. En la palma de la mano izquierda hay una pinza hemostática lista a cohibir una hemorragia o a tomar delicadamente un tejido abierto. Ambas manos son símbolo de fe, de amor, de caridad y esperanza, sirviendo de marco y protección a un niño recién nacido, en actitud vital de movimiento; este niño representa al ser humano que germina y que alcanza salud física y mental en desarrollo y crecimiento.